Whistleblowing

 

El Parlamento Europeo recientemente ha aprobado recientemente una directiva para proteger a los trabajadores y terceros externos con el fin de que puedan denunciar la comisión en el seno de la empresa o una administración pública, actos o conductas (corrupción, falta higiene en fabricación productos alimentarios, infracciones y falta de seguridad en medios de transporte, evasión fiscal, etc.) de cualquier índole.

En dicha directiva se establece el procedimiento y los canales de denuncia, que serán primero a nivel interno en la empresa y en segundo nivel, a las autoridades competentes.

Es decir, los denunciantes deberán informar primero a nivel interno si la infracción que desean revelar puede tratarse de manera eficaz dentro de su propia empresa. No obstante, si la importancia o peligrosidad de la infracción son considerables, podrán informar directamente a las autoridades competentes fuera de las empresas.

La novedad es que se introducen medidas de protección para denunciantes y colaboradores, detallando explícitamente la prohibición de represalias (laborales o de cualquier tipo) en contra de los mismos (“blindaje laboral”).

La medida entrará en vigor en un plazo inferior a 2 años y será obligatoria para administraciones públicas y para todas las empresas de 50 o más trabajadores.


Medidas obligatorias a adoptar en el seno de la empresa

1) Creación de canales de denuncia:
se debe permitir la posibilidad de formular denuncias tanto por escrito como verbalmente, así como por vía telefónica u otros sistemas de mensajería de voz o incluso presencialmente, comunicándolo su existencia de forma fehaciente a todos los empleados.

2) Obligación de acusar recibo de la denuncia.

3) Designación de una persona o servicio imparcial que sea competente para tramitar las denuncias, dando respuesta en un plazo máximo de 3 meses sobre la tramitación, gestión y solución de su denuncia.


Asesoría laboral | Gestoría laboral Zaragoza Camín©