Jornada laboral de 8 horas

 

Si algo tenemos en común la mayoría de los países del mundo, es que compartimos un mismo modelo de jornada laboral: 8 horas al día, 5 días a la semana.  
 
¿Sabía que la primera referencia histórica a la jornada de 8 horas fue establecida por Felipe II en 1593 por Edicto Real?  Se establecían 4 horas de trabajo por la mañana y otras 4 por la tarde para vigilantes de fortalezas, ingenieros, peones, etc., con algunas excepciones, tales como para todos aquellos (indígenas y otros) que trabajasen en minas u otros trabajos pesados allá en las Américas.
 
Años de historia y evolución (1820, revolución industrial: se alternaban jornadas de trabajo de 8 horas con 8 horas libres; 1938, Fair Labor Standard Act: en E.E.U.U., los judíos comienzan a negarse a trabajar los sábados por motivos religiosos, etc.) han terminado por “dar forma” a la jornada laboral tal y como la conocemos hoy.  
 
 
Más descanso, más productividad

 
En Japón, la empresa Microsoft probó el pasado mes de agosto a conceder a sus empleados “fines de semana de 3 días” (de viernes a domingo) pero sin reducir su jornada laboral semanal normal, y por lo tanto, sin descontar ese día libre de sus vacaciones ni en detrimento de su retribución salarial.
 
Después de realizar más horas de trabajo cada día pero a cambio de disfrutar de un merecido descanso más largo, se comprobó que: - la productividad se incrementó en un 39,90% - se redujeron el número de peticiones  de días de “asuntos propios” (ya que los trabajadores contaron con el viernes para hacer lo que necesitasen, incluyendo acudir a celebraciones familiares) - el 92% de los trabajadores (encuesta anónima) se sintió más involucrado con su empresa - se redujo el 50% la impresión de papel y un 23% el consumo de electricidad
 
Y no sólo ellos. Algunas industrias y sectores de nueva Zelanda y Alemania también están probando esta medida. ¿Y en España para cuando?


Asesoría laboral | Gestoría laboral Zaragoza Camín©