Reserva puestos trabajo trabajadores con discapacidad

 

Las empresas que empleen a un número de trabajadores de 50 o más, están obligadas a que de entre ellos, al menos el 2% sean trabajadores con discapacidad.


Declaración y calificación de la discapacidad

Son personas con discapacidad aquellas que reúnen los siguientes requisitos:
- presentan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales
- que sean previsiblemente permanentes
- y que se les haya reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%


La cuota de reserva

La reserva obligatoria de puestos de trabajo para personas con discapacidad se rige por los siguientes tramos:
- empresas de menos de 50 trabajadores: exentas
- empresas de 50 a 99 trabajadores: 1 empleado
- empresas de 100 a 149 trabajadores: 2 empleados
- y así sucesivamente

De esta manera, las empresas con 50 o más empleados deben comunicar al SEPE la relación de los puestos ocupados por trabajadores con discapacidad,
así como los reservados a los mismos o bien si se están aplicando las medidas alternativas.

Esta comunicación es obligatoria y debe realizarse dentro del primer trimestre de cada año.

Recordamos que el incumplimiento de la obligación de reserva de puestos de trabajo para personas con discapacidad, o de la aplicación de sus medidas alternativas, puede constituir una infracción grave. Además de la sanción económica correspondiente, se prohibirá la contratación con las Administraciones Públicas.

Exención de la obligación cuota de reserva

Empresas públicas y privadas pueden excepcionalmente quedar exentas de la obligación de contratar personas discapacitadas a través de acuerdos recogidos en la negociación colectiva sectorial de ámbito estatal (o en su ámbito inferior) o en su defecto, por voluntad del empresario siempre que se aplique alguna de las medidas alternativas.

En este último caso y siempre con carácter previo, las empresas deben solicitar autorización para la realización de alguna de las medidas alternativas, siendo éstas las siguientes:

1) la celebración de un contrato mercantil o civil con un centro especial de empleo o con un trabajador autónomo con discapacidad para el suministro de materias primas, maquinaria o bienes de cualquier tipo para el normal desarrollo de la actividad de la empresa o la prestación de servicios ajenos y accesorios a la actividad normal de la empresa, todo por un importe anual al menos de 3 veces el IPREM anual por cada trabajador con discapacidad dejado de contratar por debajo de la cuota del 2%.

2) constituir un enclave laboral (ctro. entre la empresa y un centro especial de empleo para la realización de obras o servicios cuya realización corresponderá a un grupo de personas discapacitadas del centro especial de empleo que se desplazan temporalmente al centro de trabajo de la empresa colaboradora).

3) realizar donaciones o patrocinios, siempre de carácter monetario, para fomentar la inserción laboral y de creación de empleo. La entidad beneficiaria debe ser una fundación o asociación de entidad pública cuyo objeto sea la formación profesional, inserción laboral, …

El importe anual de esta medida deberá ser al menos 1,5 veces el IPREM anual por cada trabajador con discapacidad dejado de contratar por debajo de la cuota del 2%..

 

Asesoría Laboral | Gestoría laboral Zaragoza Camín©