Por un trabajo digno (Inspección de Trabajo: control laboral)

 

la Inspección de Trabajo realizó el siguiente movimiento de “jaque” a las empresas:
1) procedió a detectar en sus bases de datos las empresas que:
- habían aumentado sus contratos temporales durante la época
estival
- las que ya tenían contratadas a empleados a tiempo parcial pero
en una jornada inferior a la que la Inspección estima que “debería”
ser como mínima para la actividad a la que se dedica esa
empresa en cuestión (la Inspección sospecha de empleados que
realmente están trabajando más horas que las declaradas por el
empresario en el momento de su contratación, es decir: trabajo
en “B”).
2) a todas las “seleccionadas”, les mandó una carta de aviso “invitando”
a la regularización de esas contrataciones temporales y a “confesar”
(léase “regularizar” en Seguridad Social) el horario real de los
empleados a tiempo parcial que realizan jornadas de muy pocas horas
(en comparación con las que deberían realizarse según estima la
Inspección). Se mandaron así más de 80.000 cartas.

Durante el mes pasado, y como parte del plan “por un Trabajo Digno” (plan 2018-2020, sobre el control de la temporalidad y el trabajo a tiempo parcial), la Inspección de Trabajo realizó el siguiente movimiento de “jaque” a las empresas:

1) procedió a detectar en sus bases de datos las empresas que:

- habían aumentado sus contratos temporales durante la época estival

- las que ya tenían contratadas a empleados a tiempo parcial pero en una jornada inferior a la que la Inspección estima que “debería”ser como mínima para la actividad a la que se dedica esa empresa en cuestión (la Inspección sospecha de empleados que realmente están trabajando más horas que las declaradas por el empresario en el momento de su contratación, es decir: trabajo en “B”).


2) a todas las “seleccionadas”, les mandó una carta de aviso “invitando” a la regularización de esas contrataciones temporales y a “confesar” (léase “regularizar” en Seguridad Social) el horario real de los empleados a tiempo parcial que realizan jornadas de muy pocas horas (en comparación con las que deberían realizarse según estima laInspección).

Se mandaron así más de 80.000 cartas.

 

3) ahora, 1 mes después del envío de dichas comunicaciones, se están analizando los datos y comportamientos que las empresas han tomado ante el aviso que se les ha enviado, y se va a proceder de la siguiente forma:

- empresas que no hayan regularizado sus contratos temporales o que no han realizado ninguna acción: propuesta de sanción excepto que la empresa consiga justificar fehacientemente su aumento en la contratación temporal.

- empresas que no hayan regularizado en Seg. Social la jornada de los empleados que están trabajando en tiempo parcial “muy pocas horas”: propuesta de sanción por entender la Inspección que realmente trabajan más horas que las declaradas.

- empresas que hayan extinguido todos o parte de sus contratos temporales o de los empleados que realizan pocas horas: propuesta de sanción por entender la Inspección que se estaba cometiendo fraude y han actuado de esa manera para evitar una multa económica.

- empresas que hayan regularizado su situación de sus empleados ante la carta de aviso: propuesta de sanción por entender la Inspección que se estaba cometiendo fraude y han actuado de esa manera para cumplir con el aviso (han regularizado su situación pero el fraude existía con anterioridad).


Opinión personal

Tan retorcida e ingeniosa es la mente que ha diseñado esta campaña de la Inspección de Trabajo, que actúe como se actúe en respuesta a la carta recibida, como mínimo siempre se propondrá sanción para la empresa.


Asesoría laboral | Gestoría laboral Zaragoza Camín Jarnés©