Los empleados no aceptan una reducción de jornada laboral, ¿les puedo despedir?

 

 

En unas empresas más que en otras, la carga de trabajo puede fluctuar conforme
a las necesidades del mercado, provocando en algunos casos que el
empresario deba reducir la jornada de uno/varios empleados para afrontar la
nueva situación.
A tener en cuenta:
- El empresario no puede tomar la decisión e imponer unilateralmente
una reducción de la jornada, aunque esté minorando la carga de
trabajo.
- La norma laboral “favorece” a los trabajadores de tal forma que no
acepten reducciones de jornada aun cuando haya represalias en
contra de ellos (medida desde 1998, para evitar que los empleados
puedan ser obligados a aceptarlo o ser despedidos).
Reciente sentencia relacionada con el caso de un empleado falló a favor de
la empresa, reconociéndose el despido del trabajador (que no aceptaba la
reducción de su jornada de tiempo completo al 30%).
¿La razón? La estrategia en dicho despido no se planteó sobre la aceptación
o no de la reducción de la jornada del empleado sino sobre causas económicas,
técnicas, organizativas y de producción, que fueron debidamente
acreditadas ante el magistrado mediante informes económicos y presupuestos
de clientes; a una importante reducción (del 100% al 30%) del horario de
trabajo y a que se demostró que la reducción también afectaba a todos los
trabajadores (lo cual corroboró la necesidad de la empresa).

En unas empresas más que en otras, la carga de trabajo puede fluctuar conforme a las necesidades del mercado, provocando en algunos casos que el empresario deba reducir la jornada de uno/varios empleados para afrontar la nueva situación.

A tener en cuenta:

- El empresario no puede tomar la decisión e imponer unilateralmente una reducción de la jornada, aunque esté minorando la carga detrabajo.
- La norma laboral “favorece” a los trabajadores de tal forma que no acepten reducciones de jornada aun cuando haya represalias en contra de ellos
(medida desde 1998, para evitar que los empleadospuedan ser obligados a aceptarlo o ser despedidos).

Reciente sentencia laboral relacionada con el caso de un empleado falló a favor de la empresa, reconociéndose el despido del trabajador (que no aceptaba la reducción de su jornada de tiempo completo al 30%).

¿La razón? La estrategia en dicho despido no se planteó sobre la aceptación o no de la reducción de la jornada del empleado sino sobre causas económicas, técnicas, organizativas y de producción, que fueron debidamente acreditadas ante el magistrado mediante informes económicos y presupuestos de clientes; a una importante reducción (del 100% al 30%) del horario de trabajo y a que se demostró que la reducción también afectaba a todos los trabajadores (lo cual corroboró la necesidad de la empresa).


Asesoría laboral | Gestoría laboral Camín Jarnés, S.L.P.©