Prevención riesgos laborales: el ejercicio físico

 



De todos es sabido que la práctica (más o menos continua) de ejercicio físico no sólo influye positivamente en la calidad de vida de una persona, si no que desde el punto de vista laboral, previene el estrés laboral, aumenta la productividad, y reduce el absentismo (según últimos estudios de control).

Por eso, cada vez más empresas (en este tema nos aventajan nuestros semejantes europeos)facilitan o promueven el deporte entre sus empleados. A modo de ejemplo: organización de clases colectivas de deporte, formación de equipos de deporte para la "Liga de las Empresas", disposición de vestuarios para el aseo de los empleados que practican "running" al ir de su casa el trabajo....

Sí es positivo para el empleado (y repercute de forma beneficiosa para la empresa), ¿se puede obligar a realizar ejercicio físico a los trabajadores?

Se encuentran en auge las empresas suecas que están introduciendo en las adendas de los contratos una "cláusula deportiva" de obligado cumplimiento, además de un importe económico exento de impuesto para dicha práctica, lo que provoca confusiones en las empresas españolas.

España es otro país diferente y con otro régimen laboral y fiscal, así que desde el punto de vista jurídico, todavía no se puede exigir a un empleado la práctica de un deporte, por lo que la mejor opción es la promoción y la concienciación en el ámbito de la salud a los mismos.

 

Asesoría laboral | Gestoría laboral Zaragoza Camín Jarnés©