Absentismo laboral por enfermedad común (costes indirectos)

 

También denominados como costes "ocultos" de una baja, son:

1) pérdida en la calidad del producto o del servicio prestado debido a la falta del personal. Empobrecimiento de la productividad empresarial.

2) aumento del volumen de trabajo y consecuentemente un empeoramiento del clima laboral (más trabajo entre menos personal supone mayor estrés, doblar turnos, realizar más horas, etc.)

3) incremento de los costes administrativos así como del tiempo invertido en la selección y formación de nuevos empleados (si es que se deciden cubrir las bajas)

¿Sabía que....?

Existe una "curiosa" relación entre bajas por enfermedad y crisis económica:

- con la llegada de la crisis económica, el número de bajas por enfermedad descendió entre un 12% y un 41% (datos variables según comunidad), así como la duración de las mismas, debido al miedo de los trabajadores de perder sus empleos.

- sin embargo, desde el año 2016, se vienen recogiendo datos estadísticos que demuestran un nuevo incremento progresivo en el número de bajas y la duración de las mismas, así como un acrecentamiento de las situaciones de absentismo que nos acercan a los niveles que existían previos a la crisis.

 

Asesoría Laboral Zaragoza | Gestoría laboral Camín©