Accidente laboral in itínere

 

Un accidente laboral “in itínere” es el que sufre un trabajador al ir o al volver al
lugar de trabajo. Pero no todos los accidentes ocurridos son considerados así.
A continuación damos a conocer algunas de las sentencias del Tribunal Supremo:
1) La importancia del lugar en el que “te caigas”:
- Un empleado salía a trabajar por la mañana y sufrió un resbalón en las escaleras
del portal de su casa. El juez consideró que la caída ocurrió fuera de las
dependencias de su domicilio y en dirección al trabajo. Se consideró accidente
“in itínere”.
- Otro trabajador también salió a trabajar por la mañana y sufrió una caída en
las escaleras del porche de su casa. El juez consideró que la caída ocurrió en
las dependencias de su domicilio (pues aún pertenecen al ámbito privado
del domicilio). No se consideró accidente “in itínere” aun alegando que iba al
trabajo.
2) Ictus:
- Un empleado sufre un ictus de camino al trabajo. No fue considerado accidente
ya que el juez interpretó que “los accidentes deben ser accidentes en
sentido estricto, con lesiones súbitas y violentas y no a dolencias que puedan
manifestarse”
3) Parar antes de llegar a casa:
- Un empleado sale del trabajo y antes de regresar a casa en el autobús (como
venía haciendo de forma habitual), paró a comprar en un supermercado. Después
de la compra, inicia su viaje en el autocar y sufre un accidente por frenar
éste bruscamente. Se consideró accidente “in itínere” ya que el juez consideró
que la interrupción fue corta (menor de 1 hora) y en el medio de transporte
empleado habitualmente.
- Un empleado tiene un accidente de tráfico después de realizar la “ruta” habitual
de dejar a sus compañeros de trabajo antes de regresar a casa. También
se consideró accidente laboral ya que era una ruta que hacía cada día.
4) Infracción de las normas de tráfico:
- Un empleado que había salido hacia el trabajo, recordó que había olvidado
algo importante en casa. Dio la vuelta con su ciclomotor y al regresar, tomo un
atajo por una calle en dirección prohibida para apresurar su marcha, sufriendo
un accidente. No fue considerado accidente ya que el Supremo sentenció que

Un accidente laboral “in itínere” es el que sufre un trabajador al ir o al volver allugar de trabajo. Sin embargo, no todos los accidentes ocurridos son considerados así.

A continuación damos a conocer algunas de las sentencias del Tribunal Supremo:

1) La importancia del lugar en el que “te caigas”:

- Un empleado salía a trabajar por la mañana y sufrió un resbalón en las escaleras del portal de su casa. El juez consideró que la caída ocurrió fuera de las dependencias de su domicilio y en dirección al trabajo. Se consideró accidente“in itínere”.
- Otro trabajador también salió a trabajar por la mañana y sufrió una caída en las escaleras del porche de su casa. El juez consideró que la caída ocurrió en las dependencias de su domicilio (pues aún pertenecen al ámbito privado del domicilio). No se consideró accidente “in itínere” aun alegando que iba altrabajo.

2) Ictus:

- Un empleado sufre un ictus de camino al trabajo. No fue considerado accidenteya que el juez interpretó que “los accidentes deben ser accidentes ensentido estricto, con lesiones súbitas y violentas y no a dolencias que puedan manifestarse”.

3) Parar antes de llegar a casa:

- Un empleado sale del trabajo y antes de regresar a casa en el autobús (como venía haciendo de forma habitual), paró a comprar en un supermercado. Despuésde la compra, inicia su viaje en el autocar y sufre un accidente por frenar éste bruscamente. Se consideró accidente “in itínere” ya que el juez consideró que la interrupción fue corta (menor de 1 hora) y en el medio de transporte empleado habitualmente.
- Un empleado tiene un accidente de tráfico después de realizar la “ruta” habitual de dejar a sus compañeros de trabajo antes de regresar a casa. También se consideró accidente laboral ya que era una ruta que hacía cada día.

4) Infracción de las normas de tráfico:

- Un empleado que había salido hacia el trabajo, recordó que había olvidado algo importante en casa. Dio la vuelta con su ciclomotor y al regresar, tomo un atajo por una calle en dirección prohibida para apresurar su marcha, sufriendoun accidente. No fue considerado accidente ya que el Supremo sentenció que el trabajador había asumido riesgos innecesarios para él de forma voluntaria.