Cotización Seguridad Social


El INSS, ladrón de guante blanco


El INSS es la entidad gestora de la Seguridad Social que tiene encomendada la gestión y administración de las prestaciones económicas del sistema de la Seg. Social, o lo que es lo mismo, el control y reconocimiento de:

- la pensión de jubilación

- incapacidad temporal e incapacidad permanente

- riesgo durante el embarazo, maternidad y paternidad

- pensión de viudedad y orfandad

- cuidado de menores enfermos de gravedad

- seguros escolares

En los últimos meses, se viene detectando un comportamiento anormal en la gestión de sus funciones y así como en el control de las prestaciones antes mencionadas.

Su última insólita actitud afecta al cálculo de las jubilaciones, en concreto a la interpretación de que bases de cotización son lícitas o no de tenerse en cuenta en las fórmulas de baremo para el cálculo de la pensión (fórmulas que ya de por si solas son suficientemente injustas).

El hecho es el siguiente:

el INSS de momento está revisando los incrementos de bases de cotización de cada trabajador al menos en sus 3 últimos años de vida laboral, antes de concederle su merecida jubilación. Cualquier incremento de bases localizado es inmediatamente inspeccionado de forma minuciosa y como medida inmediata, eliminado de las bases de cálculo para la pensión de su jubilación, por lo que no se tiene en cuenta.

De esta forma están quitando derechos a los trabajadores, produciendo una indefensión a los mismos, obligando a quién quiera que se le reconozca dicho incremento de bases (por las que cotizó en su momento) para el cálculo de su pensión a una de estas opciones:

a) realizar las justificaciones oportunas ante el INSS aportando documentación que en su día acordasen empresa y empleado y que en su momento suponían un incremento de sus bases (ej/ el reconocimiento de antigüedad del empleado, un ascenso, etc.), siempre y cuando no se pactasen en los años previos a la jubilación del interesado

b) o en su defecto, a llevar su caso ante el juzgado (con sus correspondientes costes económicos para el perjudicado y sin garantía de éxito)

Visto de otra forma, se está obligando a cotizar "en los últimos años" a empleadosy empresarios sin que sirva para nada, y siempre bajo la libre interpretación del INSS el aceptar o no los casos que pudieran intentar justificarse.

 

Asesoría Laboral Zaragoza | Gestoría laboral Camín©