Empleados de hogar

 

En el Boletín Interesa del mes pasado, dábamos a conocer una nueva y "genial idea" con fines meramente recaudatorios por parte del Gobierno: sin previo aviso y con efectos de julio, eliminaban una de las ayudas a las contrataciones de emplead@s hogar (reducción del 20% en la cuota que debía pagar el empresario), por lo que los titulares de hogar sufrían un aumento en los cargos mensuales de sus cuotas a la Seguridad Social.

Medida no exenta de polémica en un clima político ya de por si tenso, el Gobierno ha recapitulado y ha vuelto a aprobar la ayuda, de tal forma que para todos aquellos titulares de hogar que ya tenían aprobada esa ayuda de reducción, así como para nuevas contrataciones de empleadas de hogar (siempre y cuando se cumpla con "la letra pequeña"), se les volverá a reducir la cuota.


¿Cómo quedan finalmente los cargos de empleados de hogar?

 
Hay que tener en cuenta que la Seguridad Social carga el recibo correspondiente a mes vencido en el último día hábil del mes, es decir: el mes de marzo se carga en cuenta el último día hábil de abril (cargo que suele reflejarse en el banco del interesado ya al mes siguiente), y así sucesivamente.

Así quedan los cargos de las cuotas con/sin subvención de estos meses:

- cuota de junio: se cargó en julio y sí llevaba bonificación.
- cuota de julio: se cargó en agosto y no llevaba bonificación.
- cuota de agosto: se cargó en septiembre y no llevaba bonificación.
- cuota de septiembre: se cargará en octubre y en principio sí que llevará bonificación.

 

Opinión

La Tesorería de la Seguridad Social deja claro que la medida se instala pero no por tiempo indefinido, sino sólo hasta finales del año 2018 (ya que en el año 2019 se tratará de equiparar a los empleados de hogar con el Régimen General).

Además, no dan opción a los titulares de hogar a reclamar las cuotas del que se cargaron sin subvención, por lo que con esta simple idea de eliminar durante 2 meses dicha ayuda, la Seguridad Social ha engordado su hucha de forma extraordinaria.

Y como dice el dicho (en boca de la Tesorería): "y ahora, que me quiten lo bailado".

 

Asesoría laboral Camín Jarnés, S.L.P.©