Asesoría laboral: el modelo 145 de los trabajadores

 

Con el impreso 145 (modelo de Retenciones sobre rendimiento del trabajo) que se envía adjunto al contrato de un trabajador, el empleado comunica sus datos personales al pagador con el fin de que se le aplique en nómina la retención IRPF más ajustada posible a su situación.

El apartado 1 ("Datos del perceptor"), que es de obligado cumplimiento, hay que indicar la situación familiar del empleado. Se puede seleccionar una de las siguientes posibilidades:

 

   1- soltero/a, viudo/a, divorciado/a o separado/a legalmente con hijos solteros menores de 18 años o incapacitados judicialmente y sometidos a patria potestad prorrogada o rehabilitada que conviven exclusivamente con Ud., sin convivir también con el otro progenitor.

      Si se selecciona la opción 1, recuerde que se deberá indicar el año de nacimiento o acogimiento de al menos uno de los descendientes en el apartado


2- casado/a y no separado/a legalmente cuyo cónyuge no obtiene rentas superiores a 1.500 € anuales. Si selecciona dicha opción, deberá indicar el NIF del cónyuge.


3- situación familiar distinta de las dos anteriores:
          - solteros sin hijos
          - casados cuyo cónyuge obtiene rentas superiores a 1.500 € anuales
          - cuando el empleado no desee comunicar su situación personal

 

Informar datos inexactos, falsos o incompletos en el modelo 145, así como la falta de comunicación de variación de los mismos (siempre que el pagador tuviese conocimiento de ellos), que hubieran determinado una retención IRPF superior,  constituye una infracción tributaria sancionable con una multa de del 35% al 150% de la cantidad que se hubiese dejado de retener por esta causa.

 

Asesoría laboral Zaragoza Camín Jarnés ©