Administradores: responsabilidad ante un Accidente de Trabajo

 

Responsabilidad de los Administradores ante un Accidente de Trabajo

La prevención de riesgos laborales es la disciplina que trata de evitar los accidentes laborales a través de la identificación, evaluación y control de los riesgos laborales asociados a una actividad productiva.

Se compone de 4 especialidades:

   -seguridad en el trabajo: evalúa los riesgos de máquinas, productos, puestos...
   -higiene industrial: estudios para prevenir enfermedades
   -ergonomía (adecuación del trabajo a la persona) y psicosociología aplicada (valoración de factores sociales que pueden influir en la salud)
   -medicina del trabajo: vigilancia de la salud mediante reconocimientos médicos.

La ley establece que el deber de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales corresponde al empresario. El hecho de que pueda recurrir a los Servicios de Prevención, no exime a éste de las responsabilidades que la ley le atribuye.


Consejos con el fin de limitar el grado de responsabilidad de un Administrador frente a los AT que puedan sufrir sus trabajadores:

1.- Proporcionar las instrucciones de trabajo por escrito, al menos las que comporten mayor riesgo. Los trabajadores, por su parte, deberán siempre firmar todas las comunicaciones que se les entreguen: entrega del EPI, instrucciones,...

2.- Cualquier AT que ocurra (incluidos aquellos accidentes que conlleven una atención sanitaria pero sin baja médica) deben ser investigados.

3.- La documentación de la prevención (por parte de la correspondiente sociedad de prevención) es muy conveniente que se haya realizado incluyendo croquis, dibujos y fotografías. Los jueces no valoran positivamente que la documentación sea "estandarizada".

4.- Participación de los trabajadores en la elaboración y puesta en marcha del control de riesgos y aplicación de medidas.

5.- Al menor incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, la empresa debe de sancionar esa actitud. No hacerlo implicaría hacerse cómplice del trabajador.

6.- Que el responsable de prevención tenga capacidad de ejecución. Si se da título sin poder, la responsabilidad recaerá sobre el Administrador.


Las multas por incumplimiento de las medidas de prevención pueden alcanzar más de 600.000 €.

Si además se determina que de haberse implantado las medidas de prevención se podía haber evitad un AT,
el inspector puede multar con un recargo del 30 al 50% de las prestaciones que el trabajador perciba durante su incapacidad.

Y eso sin tener en cuenta que estas sanciones laborales no eximen de las responsabilidades penales.




Asesoría laboral Zaragoza Camín Jarnés, S.L.P.©