¿ Deben prevalecer los derechos del trabajador sobre la empresa ?

 

El Juzgado de lo Social nº 13 de Madrid, ha dictado sentencia firme (es decir, sin posibilidad de interponer ningún recurso) por la que reconoce el derecho de un trabajador a flexibilizar su jornada de entrada al centro de trabajo.

La hora de incorporación del empleado (cocinero de profesión) coincidía con la hora de entrada de su hijo a la escuela infantil, por lo que solicitó a la empresa flexibilidad horaria, una petición que la empresa le denegó con el argumento de que "era la misma hora a la que comenzaba el servicio de desayunos y puesta en funcionamiento de la cocina, por lo que era necesaria la asistencia a su puesto de trabajo".

El empleado recurrió la decisión empresarial, con la principal premisa de que el centro de trabajo (que cuenta con 5 personas y un jefe de cocina) podía atender el servicio de desayunos sin que la ausencia del empleado produjese una disminución de la calidad del servicio.

El juez consideró que:

1) el derecho del trabajador debe prevalecer sobre la empresa al ser mínima la incidencia que pudiera tener el servicio.

2) no pueden prevalecer las dificultades organizativas (alegadas por la empresa para denegar la petición del empleado) sobre la protección de la familia que garantiza la Constitución, ya que son los jueces y los tribunales los encargados de velar por el reconocimiento del principio de los hijos.

La sentencia, a favor del empleado, le permitirá flexibilizar una hora el horario de entrada de mañana sin que por ello se le penalice.