El secreto de la nueva reforma fiscal: más recaudación

 

Uno de los cambios que conllevará la nueva reforma fiscal que ultima el Gobierno, es que la indemnización por despido pasará a tributar en el IRPF, siempre y cuando se supere un importe mínimo que todavía está por establecer.

El Gobierno argumenta esta nueva medida en el hecho de que "muchas empresarios y trabajadores pactan sus despidos e indemnizaciones, las cuales no tributan a Hacienda, por lo que las empresas se ahorran miles de euros".

Con esta nueva medida, el Gobierno estima recaudar 1.000 millones de euros más.

Otra de las medidas (aún por concretar) para ganar en competitividad frente al exterior, consistirá en disminuir los impuestos que gravan el empleo (disminución en las cotizaciones). Pero para compensar las pérdidas que se calculan, el Gobierno pretende aumentar los impuestos de consumo (se incrementará el IVA).


Atrás quedan los tiempos en los que los ladrones ocultaban su cara a fin de no ser reconocido cuando robaban.

Ahora tienen nombre y apellidos.