Boletín julio 2014 > 2014 > Boletines > Home" />

Empeoramiento del clima laboral: el acoso o "mobbing"

 

No existe un perfil determinado de la persona acosadora, pero si suelen presentar frecuentemente rasgos o alteraciones de la personalidad que explican su comportamiento destructivo: hostigan frecuentemente a aquellos que tienen poca probabilidad de que otros los defiendan y rompen sus comunicaciones para conseguir sus fines de forma más eficaz, llegando incluso a acusarles falsamente a sus víctimas de todo tipo de incumplimientos.

Según los últimos estudios realizados, el "mobbing" ya no se trata únicamente de un problema "descendente" ( 66% de los casos ) sino que existe también un acoso "ascendente a mandos superiores" ( 4% de los casos ) y "horizontal" ( de compañeros a compañeros: 30% )

Las razones son variadas: celos (causa más frecuente ya sea por envidia en la capacidad profesional o por condiciones particulares del trabajador), baja autoestima (al acosar a un compañero se constituye como centro de atención y refuerza su "yo" enfermizo y débil), miedo, inseguridad, etc., desarrollando por lo tanto un comportamiento arrogante y desvalorizando la acción profesional de todo cuanto realizan los demás.

Si observa casos de acoso en su entorno laboral debe erradicarlos de inmediato. Trabajadores bien cualificados que se vean acosados pueden "caer" en una espiral decreciente de autoestima que no sólo repercuta en su trabajo (tendrán más fallos al ser objeto de mofa y burla) si no que además corre el riesgo de que causen baja, lo que supondría la pérdida de buenos trabajadores entre su personal.