Concurrencia desleal

 

Concurrencia desleal

Un empleado puede trabajar en varios sitios a la vez (pluriempleo). Sin embargo, los trabajadores tienen el deber (art. 5.d. del ET) de "No concurrir con la actividad de la empresa", deber que tiene su sentido en la buena fe contractual que ha de reinar en la relación del trabajador con la empresa, con el fin de que el trabajador no se beneficie de manera ilícita de la reputación o esfuerzo del empresario.

Encontraremos concurrencia desleal si se cumple algunos de los siguientes requisitos:

1.- El empleado trabaja también en otra empresa (o por cuenta propia) realizando actividades similares o iguales. El desarrollo de estas acciones debe suponer un conflicto de intereses. Esta incompatibilidad se puede dar en relación a la información de productos, procesos o clientes.

2.- Que las actividades se realicen en el mismo periodo de tiempo.

3.- Que las acciones se desarrollen en el mismo ámbito geográfico.

4.- Que no exista consentimiento expreso del empleador: es necesario reflejar por escrito que autorizamos a un trabajador a realizar otras actividades.

5.- Que las acciones paralelas del trabajador suponen un daño o perjuicio para el empresario.

La concurrencia desleal siempre es motivo de despido, además de poder reclamar daños y perjuicios por las actividades realizadas.